¿Sabías qué? Las personas que tienen una alimentación basada en verduras, frutas y leguminosas (dieta vegetariana) suelen tener una presión arterial más baja. 

La hipertensión o como coloquialmente se le conoce “presión alta” es una enfermedad en la cual la fuerza en la que transcurre la sangre por las arterias de tu cuerpo es tan alta que puede ocasionar un daño cardíaco. 

La hipertensión es una enfermedad peligrosa ya que el paciente no presenta mucha sintomatología previa a su diagnóstico o si los presentan estos síntomas no son tan específicos lo cual dificulta su diagnóstico. Algunos signos y síntomas que se pueden presentar son:

  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas
  •  Mareos
  •  Fatiga
  •  Visión borrosa 

En México el 25% de los hombres y el 26% de las mujeres padecen esta enfermedad. 

Está alta prevalencia se debe a que los principales factores de riesgo para padecer esta enfermedad son la obesidad, sedentarismo, diabetes, consumo de tabaco, ingesta excesiva de alcohol, una alimentación inadecuada y colesterol elevado. 

Cómo podemos observar la mayoría de estos factores de riesgo se pueden prevenir con hábitos saludables en este artículo nos centraremos principalmente en el tema de la alimentación y como una dieta en específico en este caso una dieta vegetariana puede ayudar a controlar esta enfermedad.

La dieta basada en plantas sin procesar tiene una alta densidad de micronutrientes y las iteraciones investigadas con mayor frecuencia son bajas en grasa. Las intervenciones que usan este estilo de vida (vegetariano) han demostrado: reversión de la cardiopatía isquémica, mejoras en el control de la glucemia, mejora en el perfil lipídico del paciente, pérdida de peso, aceptabilidad y sostenibilidad a largo plazo. 

¿En qué consiste una dieta/estilo de vida vegetariano?

En primer lugar tenemos que ser muy conscientes de qué los cambios se deben de hacer de manera paulatina para que puedan ser sostenibles y así poder llegar al objetivo deseado. 

Existen diferentes maneras de llevar un estilo de vida vegetariano puede ser: 

  • Vegana: su dieta consiste en alimentos sólo a base de plantas. No incluye proteína animal o productos animales como los huevos, leche o miel.
  • Lactovegetariana: su dieta consiste en alimentos vegetales más algunos o todos los productos lácteos.
  • Lactoovovegetariano: su dieta consiste en alimentos vegetales, productos lácteos y huevos.
  • Semi-vegetariana: su dieta consiste en alimentos vegetales y puede incluir pollo o pescado, productos lácteos y huevos. No incluye carne roja.
  • Pescetariana: su dieta incluye vegetales y mariscos.

Recomendaciones para iniciar este régimen alimenticio:

  1. Inicia con una dieta semi-vegetariana, puedes comenzar eliminando la carne roja, luego pollo y después pescados y mariscos. Esto te permitirá irte familiarizando con este estilo de vida y después lo puedes ir progresando. 
  1. Cuida más la calidad que la cantidad de lo que estás consumiendo.  a qué me refiero con esto a qué un error muy común es que inician un plan vegetariano al mismo tiempo que quieren hacer un plan de alimentación hipocalórico lo cual va a aumentar la tasa de abandono de este plan de alimentación. A diferencia de que si tú te sientes saciado todo el tiempo con este tipo de alimento pues es más probable que lo puedas mantener y sea sostenible.
  1. Acércate a un profesional de la salud para que personalice al 100% tu plan de alimentación, porque un error muy común de las personas que inician un plan de alimentación vegetariano es solo comenzar a eliminar cosas por su cuenta y esto hace que su régimen alimenticio no sea equilibrado ni obtengan los nutrientes necesarios para estar bien nutridos sesgando así los beneficios de un plan vegetariano. 

Recuerda que el objetivo final de todas estas recomendaciones es que tú puedas llevar una vida más saludable y lleves un mejor control de tu hipertensión, por eso todo debe ser guiado por un personal de salud especializado en el área.

Si deseas acercarte a un profesional en nutrición, podemos ayudarte! Solo da click aquí.

Bibliografía

1.- Wright, N., Wilson, L., Smith, M., Duncan, B., & McHugh, P. (2017). The BROAD study: A randomised controlled trial using a whole food plant-based diet in the community for obesity, ischaemic heart disease or diabetes. Nutrition & diabetes, 7(3), e256-e256.